Backstreet Boys.
La historia demuestra que las bandas
orientadas a una audiencia adolescente
suelen decaer al poco tiempo de haber
logrado su "climax". Con una fuerte y bien
organizada base de seguidores alrededor del
mundo, el grupo originario de Orlando, la
turística ciudad de Florida, logró por mucho
tiempo permanecer inmune, restandole
importancia a las especulaciones, cuentos y
chismes, concentrandose en su actividad
artistica y la consecuente vigencia de su
trabajo. Con actitud positiva y por cierto
expectante, en el 2000 se embarcan en una
gira con el fin de promocionar su disco
"Black & Blue", abarcando todos los
continentes en menos de cien horas,
llevando a cabo encuentros con la prensa en
un esfuerzo para recapturar el record de
discos vendidos en una semana. Aun asi, no
logran la meta alcanzada por el grupo
'N Sync con 2.4 millones de copias de "No
Strings Attached", vendiendo la cantidad de
1.591.191 unidades de "Black & Blue" en
siete dias. En este álbum el conjunto trabaja
junto a Babyface, por lo que es fácil
encontrar una cierta tendencia baladistica
por sobre el mero intento de continuar en
una espiral de temas bailables y por medio de
lo cual el quinteto logra aumentar el espectro
de su audiencia, asunto que los ayuda a
continuar en la difícil tarea de mantenerse
vigentes, en tiempos en que los errores
suelen pagarse a un alto costo. Backstreet
Boys madura y comienza a expresar sus
propias vivencias por medio de su trabajo.
El mismo titulo del disco es una clara
referencia a los sinsabores dejados luego del
proceso legal en contra de Louis Pearlman,
quien los inició en 1993 y del cual deciden
liberarse tras una bullada batalla legal. En el
2005 se edita "Never Gone" y se lanzan en
una nueva gira. En el 2007 y tras la partida
temporal de Kevin Richardson, presentan el
álbum "Unbreakable". Le sigue "This Is Us"
en 2009, "NKOTBSB" en 2011 y "In A World
Like This" en 2013. En mayo de 2018 el grupo
reaparece con "Don`t Go Breaking My Heart".