Discos Destacados.
Cultura Profética, presenta su sexto álbum de estudio,
Sobrevolando, en noviembre de 2019. Una oda al
despertar social, político y cultural, que conecta tema
por tema con los puntos más relevantes de la
humanidad y su realidad actual. En términos de
ejecución, no tiene fecha de caducidad y es de alto nivel
creativo. Sobrevolar, de manera simbólica, es la acción
que ha asumido Cultura Profética para seguir hacia
delante. Lo vivido en Puerto Rico tras el huracán María,
la superficialidad de mucha de la creación musical, la
dirección desalmada de la geopolítica internacional y los
cambios drásticos que ha atravesado la misma banda
son algunos de los retos trascendidos. Inspirados
también en la naturaleza del pitirre, un ave pequeña
capaz de vencer atacando desde arriba al ave de rapiña
de su isla, el guaraguao, Cultura Profética hace honor a
los líderes del nuevo despertar de lucha política y social
alrededor del mundo. "En tiempos en los que la industria
musical y los intereses neoliberales nos abruman con
canciones (en su mayoría) sin substancia, proponemos
canciones que provocan inquietud, que conectan con la
sensibilidad espiritual de nuestros pueblos. Como bien
dice su nombre, Sobrevolando, observamos cual pitirres
la complejidad de nuestros días, siempre aguerridos y
manteniendo alto nuestro vuelo", afirma Willy
Rodríguez.En esta producción, Cultura Profética nos
propone un discurso de valor universal que descansa en
la inquietud y en la búsqueda de todo aquello que nos
hace libres. Nos invita a superar limitaciones, a
mantener una mente abierta, a reflexionar en el amor y
sus matices, pero sobre todo a conectar con nosotros
mismos. "No trabajamos con fórmulas aritméticas,
hacemos arte libre y aunque la formación de la banda se
mantiene similar desde sus comienzos, son las
armonías, los contrapuntos, las melodías y los timbres
los que, como la vida, simplemente evolucionan", explica
Omar Silva. Cultura Profética presentó el primer sencillo
del disco,
Caracoles, con un videoclip dirigido por el
colombiano Hugo Rubiano y producido por Natalia
Agudelo y Nicolás Herreño.
SM