Vanessa-Mae.
Una de las más atractivas manifestaciones
de la escena musical actual es la capacidad
de trascendencia de algunos intérpretes,
cuyo talento les permite moverse entre
variados estilos tan diferentes como la
música clásica y la
electrónica, dando paso
al mundialmente conocido crossover que
practican algunos artistas con el fin de
expandir sus horizontes creativos y con ello
llegar a nuevas audiencias, ávidas por
nuevas experiencias e idolos a seguir.
Vanessa-Mae Vanakorn Nicholson nace el 27
de octubre de 1978 en Singapur, llegando a
Londres a la edad de cuatro años. Sus
primeras lecciones fueron de piano,
comenzando con las de violin en 1984,
realizando su primer concierto con orquesta
a los diez años. Su primer álbum, titulado
simplemente "Violin", se edita en 1990,
seguido de su primera gira internacional con
The London Mozart Players. Sin embargo,
sería su disco "The Violin Player", editado en
1995, con el que rompería las barreras de la
tradicional ejecución clásica, llevando a cabo
una cautivante fusión experimental con
sonidos y ritmos pop. Una década mas tarde
vuelve a sorprendernos con "Choreography",
grabado junto a The Royal Philarmonic
Orquestra y consistente en una serie de
cortes bailables inspirados en primitivos
ritmos de América Latina, Asia y Africa, en
una interesante mezcla de estilos clásico,
tradicional, pop y
electrónica para disfrutar
de principio a fin. Un valioso ejemplo de
creatividad para las nuevas generaciones de
instrumentistas en búsqueda de una
identidad propia en la escena global,
incluyendo a aquellos virtuosos que
desarrollan sus habilidades en el terreno de
la música docta.